La mayoría de los pastizales del mundo se han convertido para uso agrícola y ganadero, causando una masiva pérdida de vida silvestre. Por tanto, desde que nos hicimos cargo de este pedazo de tierra en la Patagonia, comenzamos a buscar el equilibrio entre la vida silvestre, humana y natural de este frágil ecosistema.

Es por esto que redujimos los animales que no formaban parte del ecosistema desde el principio y comenzamos el proceso de "reconstrucción" de este territorio para devolver la tierra a la vida silvestre y la vida silvestre a la tierra; buscando restaurar los procesos y especies naturales, dar a la tierra la posibilidad de expresar su propia voluntad.

Por lo tanto, convertimos la Estancia Bahía Esperanza en una Reserva Privada de 2.200 hectáreas, solo accesible para un grupo seleccionado de turistas que valoran la vida silvestre y se preocupan por su futuro.

Nuestras operaciones cuidan el medio ambiente.

El desarrollo sostenible es la base sobre la cual se construye Estancia Bahía Esperanza. La principal prioridad es ofrecer a los huéspedes una auténtica experiencia Patagónica de contacto directo con la naturaleza y al mismo tiempo se proteger el delicado ecosistema y la vida silvestre de la zona.

  • Cero uso de plástico en amenidades en las habitaciones.
  • Reciclamos los residuos orgánicos y los usamos como abono y alimento para los animales.
  • Utilizamos árboles caídos naturalmente para muebles, leña, cercas, muelles y otros materiales de construcción.
  • La energía se produce mediante una combinación eficiente de sistemas ecológicos compuestos por paneles solares conectados con baterías y un generador eléctrico insonoro que buscan almacenar la mayor cantidad de energía posible durante el día, para reducir el consumo de combustibles fósiles.
  • Se mantienen registros diarios del consumo de combustible para garantizar un buen mantenimiento preventivo, maximizando la eficiencia del combustible.
  • Se utilizan luminarias 100% LED en toda la propiedad para reducir la demanda de energía.
  • El complejo depende al 100% de los recursos hídricos locales que provienen de las montañas a través de la gravedad, para evitar bombeos adicionales.
  • Restauración de edificios existentes de la estancia y uso preferente de materiales de construcción que se generan localmente.
  • Un jardín de hortalizas / hierbas y un invernadero en la propiedad proporcionan vegetales frescos, hierbas y guarniciones.